Argoth N°2 (Antología de la antología)


Hay un mundo de espinas, sol y roca
y arroyos que susurran al humano
lo mezquino del mundo ciudadano
que no sacia, aunque llene la boca.

En ese mundo la cigarra toca
su chirrido, adjetivo del verano;
los cebiles arañan el arcano
del cielo, donde todo desemboca.

Los parches estremecen al varano
que bajo peña sus escamas troca,
si en el coleto se vertió la loca

cordura del sampedro soberano:
cuando su elixir la Unidad invoca
los dos mundos por poco no se tocan.



************




La flor

Atmósfera de la rosa violeta

una flor en el desierto

el fuego íntimo amante.


Así fui a la pasión

volando en caída libre

todo es un salto, un riesgo, un abismo


un momento junto al oasis.





************




Fabulosa algarabía de la luz del cielo
un parque de diversiones en el aire,
esta geografía enloquece a las partículas solares
onda que llega del espacio
y que en la estampida contra el hielo
manifiesta lo concreto.Esto es Alaska.

Soy un geronte en la era del descubrimiento
asisto al espectáculo ante mí
aurora que revela la tierra
encarnada de mi origen.
En tanto el festival celeste es un fulgor
que se proyecta sobre todo
aquí es blanco
de veinte innumerables modos

blanco
lento devenir

y ocultar lo inmenso
bajo la imparcialidad del agua helada.(...)

3 comentarios:

Maru dijo...

Hola!

que bien encontrar este blog :)

que bueno el texto.

nohayverguenza ediciones dijo...

Gracias, maru! Pronto es la FLIA y tendremos novedades editoriales.

Nacho dijo...

Anteayer adquirí Argoth 2 y 3 en Mandrake. Todavía no leí el 3. Son hermosos y terribles. Ojalá no fueran anóminos, me gustaría una conversación con el autor.